28 de febrero de 2010

Nueva canción "Cause And Effetc"

.

Teniendo en cuenta que la primera vez que escuché "Crimson And Clover" no me gustó y que a día de hoy resultó ser mi favorita de "Lotusflow3r" (un discazo); y teniendo en cuenta que "Cause And Effetc" me hace cierto "tiling", tal vez esto pueda devenir un nuevo álbum más que apañado.

Se estrenó el pasado viernes en una emisora local de Minneapolis, se ve que el artista se ha pasado el invierno en su casa, y como siempre algún crack ya la ha puesto para el disfrute de todos (pinchen aquí). Como la carrera de Prince es tan extensa y siempre somos tan exigentes con su obra, cabe una vez más las terribles comparaciones de turno que, como no, cada uno tendrá una más curiosa que la del compañero. Es el eterno "a mi me recuerda a..." Tremendo error al observar la carrera de Prince y el intentar comparar lo último con alguna antigua época pasada que ya ocurrió y que no volverá a pasar por nuestra vida. Curioso método para evitar el no darnos cuenta de que el sol también pasa por nuestra puerta, no solo por la de Prince.

24 de febrero de 2010

"The Rainbow Children" (2001)

.

Es posible que estemos ante el mejor álbum del nuevo milenio. Hacia finales de 2001, Prince publicaba un disco en su nueva etapa con su recuperado nombre y su flamante nuevo proyecto de distribución de su música a través de una nueva web oficial (NPGMusicClub) que funcionó realmente bien en ese año. 17 de octubre para socios de la web y 20 de noviembre en tiendas, el disco paso desapercibido totalmente en las listas de ventas. Sin una distribuidora potente solo viejos nostálgicos como Julián Ruiz echaron un capote a la extravagante nueva genialidad del artista. Absorvido e inspirado por las lecturas bíblicas, Prince compone abiertamente a los Testigos de Jehová. El resultado, brillante. Sin duda, una historia que merece ser escuchada. La posterior gira mundial, One Nite Alone Tour, que sirvió para promocionar el disco es también una de las mejores del artista.

Wonderboy (5 sobre 5)

Siempre he dicho que este álbum es la música perfecta para una historia que merece ser escuchada. Ideologías aparte, la musicalidad del disco es tremendamente cuidada y el resultado final es perfecto, tal vez más que nunca. Imposible destacar un tema por encima de otro puesto que el único realmente sobresaliente es el disco en su totalidad. Puede resultar pesada la voz narratoria de Prince distorsionada si no se conoce el significado de sus palabras, pero realmente al disco muy poco le puede sobrar. Sensual, extravagante, controvertido, espiritual,... a Prince parece no olvidársele sus raíces funk, puesto que The Work, Pt. 1 es un tremendo homenaje a ello, al igual que 1+1+1 is 3 o Family Name, y aún a estas alturas de su carrera puede seguir demostrando, como a medio gas, es capaz de componer una letra y una música tan sobresaliente como Last December, e incluirla dentro de un todo irrompible. Sin duda, The Rainbow Children no es un disco para sentarse a escuchar sin entender su letra, sin duda, es un disco cuya música para una letra nunca ha sido tan compenetrada.

Jasfunk (4,5 sobre 5)

Después de las decepciones anteriores y cuando prácticamente había perdido la fé en él, publicó éste CD. Dando un giro de 180º grados a su trayectoria de los últimos años, se mete de lleno en el Funk-Jazz-Rock acústico con aires retro setenteros. Es una absoluta delicia, los arreglos se encuentran entre los mejores de su carrera y la producción es sin duda la mejor de todos sus trabajos, tanto en el concepto musical, instrumental, como desde el punto de vista técnico de sonido-mezcla. En éste álbum nos presenta al imprescindible John Blackwell a la batería, que es uno de los elementos que dan personalidad al disco, aparte de alguna colaboración puntual más por parte de Kip Blackshire, Mr. Hayes o Larry Graham y los maravillosos Hornheadz. El disco empieza de manera sorprendente con un tema en dos partes muy diferenciadas, la primera de ellas en clave jazz-funk y la segunda jazz-rock y es el tema que da título al álbum. El resto del CD se mueve principalmente por el Funk clásico con tintes de jazz aquí y allá, un par de baladas, de lo mejorcito que ha hecho nunca y algunos ‘segues’ y temas más experimentales, que quizá constituyen la parte más floja del disco. En especial destacan el ya mencionado Rainbow Children, Muse 2 The Pharaoh, The Work Pt.1 (homenaje clarísimo a James Brown), Mellow, el inmenso 1+1+1 is 3, She Loves Me 4 Me, Family Name, The Everlasting Now y Last December. Como no, también tiene su parte negativa. La temática de las letras está enteramente destinada a mayor gloria de los testigos de Jehova a los que se acababa de unir por aquella época, así que las referencias a “La verdad”, “La nueva traducción de la Biblia” y “el nuevo orden teocrático” abundan por todas partes. Y todo ello lleno de sermones con voz tipo “Tora Tora”. Una pena porque estos detalles casi echan a perder lo que podría haber sido un disco perfecto. Aún así se merece estar en el pedestal de sus obras maestras.

Mike T. (4,5 sobre 5)

Este disco es un tanto contradictorio: musicalmente es espléndido, pero la temática de las letras es una especie de panfleto pseudo-bíblico qué lastraba el disco, debido a su reciente conversión (en el momento de realizar este disco) a la fe de los Testigos de Jehová. Si nos centramos solo en la música, hay temas excelentes, como The Work Pt. 1 (su enésima reencarnación de James Brown), She Loves Me 4 me, 1+1+1 is 3, The Everlasting Now (tema qué mejora muchísimo en directo) y el conmovedor tema qué cerraba el disco, Last December. Si la temática de las letras hubiese sido otra, casi se podría calificar este disco de obra maestra.

greetfunky (5 sobre 5)

El nuevo milenio trajo consigo el regreso de Prince a su verdadero nombre y un disco tan extraño como arrollador y extraordinario. Cuando ya pocos esperaban algo realmente sorprendente de él, este disco no dejó indiferente a nadie. Paranoias religiosas aparte, nos descubre un Prince totalmente nuevo con un sonido completamente diferente a lo que nos tenía acostumbrados, con una fuerza, sobriedad y empaque como no se recordaba desde hacía muchos años. Abducido por la fe de Jehová, parió un álbum con más connotaciones religiosas que nunca. Muse 2 The Pharaoh, 1+1+1 is 3, She Loves Me 4 Me, Family Name y Last December son los buques insignia de un trabajo cargado de jazz, gospel, funk y rock en una mezcla tan sorprendente como genial. Posiblemente estamos hablando de su última gran obra maestra.

Funky Funk (5 sobre 5)

“El controvertido nuevo álbum de Prince”. Así fue anunciado al mundo el lanzamiento de su nuevo disco: The Rainbow Children. Una historia apocalíptica de corte religioso sobre una nueva generación de niños del arco iris y sus vicisitudes en el paraíso. (No cabe duda de que a Prince, recién admitido en los Testigos de Jehová, le ha dado fuerte con el tema de la religión).

Fusiones, letras difíciles, géneros poco comerciales, voces ramplonas y, sobre todo, mucha mística, en un disco soberbio y ecléctico. Nuevamente homenajes al funk y a James Brown en el single The Work Pt. 1, así como en The Everlasting Now y la matemática 1+1+1 Is 3. Delirios del rock en Family Name y canciones segues sin sentido como Deconstruction o Wedding Feast.

En esta ocasión Prince bebe desmesuradamente del jazz de Cole Porter y Miles Davis e incluso le guiña al más típico musical de broadway en Rainbow Children. Las aportaciones al género georgiano vienen con la musa del faraón Muse 2 The Pharaoh y la sosegada Mellow. Menciones al romanticismo en la elaborada y elitista She Loves Me 4 Me e instrumentales geniales como The Sensual Everafter.

Juegos con el new age y la fusión en la espiritual Digital Garden, y una guinda de oro al pastel, un himno religioso que, pese a ser de temática acaramelada, resulta ser la mejor canción del LP, Last December. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, todos debemos estar juntos y ser uno sólo, todos somos ahora los Niños del Arco Iris. Todos somos la inspiración de la operetta jazz más sublime.


Setlist
Rainbow Children 10:03
Muse 2 The Pharaoh 04:21
Digital Garden 04:07
The Work Pt. 1 04:28
Everywhere 02:54
The Sensual Everafter 02:58
Mellow 04:24
1+1+1 Is 3 05:17
Deconstruction 01:59
Wedding Feast 00:54
She Loves Me 4 Me 02:49
Family Name 08:17
The Everlasting Now 08:18
Last December 07:57

Información del álbum
Grabado en Paisley Park.
Fecha de lanzamiento: 17 octubre 2001 (mp3 NPGMC)
20 noviembre 2001 (en tiendas)
Listas americanas: 108 (pop) 33 (R&B)
Listas británicas: -
Singles en listas americanas:
-

Créditos
The Rainbow Children:
John Blackwell, the Magnificent: batería
Najee: saxo soprano appeal y flauta
Mr. Larry Graham Jr.: bajo en "The Work Part 1" y "Last December"
Grupo Metal: metales

Todos los instrumentos digitales y de otro tipo, canta y coros, percusión y sound FX interpretados por Prince... y tú.








10 de febrero de 2010

"One Nite Alone..." (2002)

.



El 14 de mayo de 2002, en plena gira americana de su "One Nite Alone Tour" y dos meses antes de su "Xenophobia - Celebration" en Paisley Park, Prince lanzó al mercado uno de los discos prometidos dentro de su nueva andadura con su recién estrenada página "NPGMusicClub". El album, de gran interés debido a las incuestionables habilidades de Prince al piano, demostradas a lo largo de su carrera en miles de conciertos, decepcionó en cierta medida a los siempre exigentes fans del artista, que esperaban un disco más a la altura de lo que él demostraba una y otra vez en cada gira cuando se sentaba a solas con su piano ante miles de espectadores. "One Nite Alone..." se anunció como un disco de Prince a solas con su piano, pero finalmente el disco salió con algún arreglo instrumental a mayores en algunas partes, como por ejemplo, la batería acompañamiento de John Blackwell en el tema "Here On Earth". Hoy día, el disco está descatalogado puesto que NPG Records publicó una edición limitada solo para la distribución a través de su web. El valor actual de este album se cotiza a unos 300 euros en la actualidad, por lo que si tienes un original, agárralo bien no sea que te lo roben de las manos.

Wonderboy (3,5 sobre 5)

Prince se pone serio y se sienta al piano. El disco es una pieza de coleccionista que pretende encandilar con el único argumento del piano y la voz de Prince, sin embargo, a veces se agradece ese necesario acompañamiento mínimo de una batería y algún que otro efecto para que el disco no decaiga, y que Prince sí incluyó. Realmente el artista consigue llegar con mucho sentimiento en todo el disco, que en general es pausado y melodioso dentro de la maestría que le caracteriza para este tipo de eventos. La única versión del álbum responde, y el tema de Jony Mitchel, A Case Of You, se mezcla bien en el ambiente general, sin embargo, a pesar de que el disco nos hace caminar por distintos paisajes imaginarios en nuestra mente, se echa de menos el desgarro vocal del Prince de antaño, que para la ocasión, hubiera quedado bien en alguna de las piezas. Su voz, perfecta combinación entre lo real y el falsette, en algunas ocasiones suena demasiado apagado a lo que realmente el cuerpo necesita, o al menos, a lo que Prince nos tiene acostumbrados cuando se sienta al piano.

Jasfunk (3 sobre 5)

Un disco extraño éste. Solo se distribuyó a socios del NPG Music Club, lo que quiere decir que es imposible obtenerlo por otros medios a no ser de segunda mano o como descarga en wma. Según pone en la portada “Solo Piano and voice by Prince”, se supone que es un disco acústico de solo piano y voz, pero no es así en todo el disco. Bien es cierto que el instrumento más presente en todo el CD es el piano pero también incluye bajo, batería, percusión y sintes en algunos temas, por lo que lo de “solo piano and voice” no tiene mucho sentido y suena un poco a timo, la verdad. Centrándonos en el contenido musical, lo cierto es que no hay nada espectacular en éste CD, excepto por el hecho de que nunca antes había sacado algo así, a no ser el álbum The Truth, en el que el instrumento principal era la guitarra acústica en lugar del Piano. No obstante tiene algunos momentos brillantes que destacan sobre el resto como pueden ser One Nite Alone, Have a Heart, Avalanche o la curiosa versión del tema de Joni Mitchel A Case Of U (del que inexplicablemente se salta la primera estrofa). El resto de los temas es bastante mediocre y muy poco interesante, de hecho, a pesar de ser un disco corto, se llega a hacer pesado. No obstante, gracias a los temas que he apuntado, y a su valor como rareza, se merece el aprobado alto.

Mike T. (2,5 sobre 5)
Otro capricho de Prince: Un disco de parca instrumentación y canciones intimistas. Lo qué sucede es qué en este caso la inspiración no estuvo de su lado y la mayoría de las canciones son bastante pobres, incluida una floja versión del tema de Joni Mitchell A Case Of You (tema qué llevaba años interpretando en directo). Quizás lo mas destacable del disco sea Pearls B4 The Swine, curiosamente el tema con mayor instrumentación del disco. Resumiendo, un disco prescindible en su mayor parte, con escasos momentos de fulgor.

greetfunky (3 sobre 5)

Después del intento fallido hacía ya unos años de su álbum acústico, ahora Prince lo intenta en su otra faceta, el piano. Si tenemos en cuenta que desde sus inicios el teclado había sido su compañero inseparable y que el piano en particular puede dar mucho juego, el disco nos puede decepcionar. Sin embargo, aunque sin grandes alardes por su parte, tiene algunos buenos temas que salvan el conjunto del proyecto. Un capricho del autor que, no cometiendo el error de hacerlo demasiado largo y teniendo en cuenta que su escucha sólo es recomendable para ciertos momentos, el álbum no está mal del todo y se hace bastante agradable en su conjunto.

Javier Alcalde (3,5 sobre 5)

Es uno de los discos que más años estuve esperando. Prince a la voz y el piano. El resultado es contradictorio. Su capacidad de componer grandes temas ya no es la misma. Sin embargo, los arreglos y la interpretación son excelentes. Se abre con un tema casi hipnótico, el que da nombre al disco, con un fantástico solo de piano. Continúa con dos preciosas baladas, que nos muestran al Prince más sensible, U’re Gonna C Me y Here On Earth, al igual que luego harán Objects In The Mirror o Arboretum. La versión del tema de Joni Mitchell, A Case Of U es simplemente fabulosa, con un Prince pletórico como músico. Avalanche nos muestra al Prince más comprometido, con una gran pieza de música negra a la que tengo especial cariño. Igual que a Have a Heart, con su maravilloso solo de piano que aparece, jueguecitos del genio, justo al final de la canción siguiente. Cierra el disco con otras dos buenas canciones, Pearls B4 The Swine y Young And Beautiful, una divertida canción con introducción “oriental”. Y con las ganas de no tener que esperar 23 años para otro disco así. Prince es un maestro de la guitarra, pero es quizá al piano donde sale su “yo” más íntimo, el del niño que soñaba con ser una estrella.

Funky Funk (3,5 sobre 5)

Otra gran joya que siguió un camino parecido al del Black Album. Durante una de las Celebration, Prince preguntó a sus fans qué querían escuchar en el futuro y hubo muchas respuestas que pidieron un disco en plan The Truth pero sólo a base de piano. Prince cumplió lo prometido y, a mediados de 2002 aparece One Nite Alone como uno de los cuatro CD’s que regalaba con la suscripción de ese año al NPG Music Club.

El disco es una joya porque, al igual que el Black Album, tuvo una tirada muy pequeña sólo para los miembros del club y hoy una copia suya original y nueva se vende por un riñón y parte del otro. Todo un objeto de coleccionismo.

Tampoco te lleves a engaños, el álbum es delicioso pero tampoco es una obra de gran gourmet, Prince se lo pudo currar más. El LP tiene ciertamente grandes momentos como la canción que le da título One Nite Alone o la gran balada Pearls B4 The Swine, estrenada anteriormente con motivo de los trágicos atentados del 11 de Septiembre en Nueva York. También puedes disfrutar de la preciosísima instrumental del final, Arboretum, que culmina el CD con un extraño llanto de bebé.

Pero por lo demás, el trabajo es flojito. De hecho algunas composiciones como Here On Earth y Pearls B4 The Swine hacen uso de bajos, percusiones y otros instrumentos para tener así algo de vida porque si no, nada de nada. Prince lo sabe y tampoco se mata demasiado porque conoce la poca difusión que va a tener su obra. Merece buena nota por la curiosidad pero poco más...



Setlist
One Nite Alone... 03:37
Ur Gonna C Me 05:17
Here On Earth 03:23
A Case of U 03:40
Have a Heart 02:04
Objects in the Mirror 03:27
Avalanche 04:24
Pearls B4 The Swine 03:01
Young and Beautiful 02:45
Arboretum 03:26

Información del álbum
Grabado en directo en Paisley Park.
Fecha de lanzamiento: 14 mayo 2002
Listas americanas: - (pop) - (R&B)
Listas británicas: -
Singles en listas americanas:
-

Créditos
Producido, Arreglado, Compuesto* e Interpretado* por Prince.

Mezclas adicionales por Prince.
Canto ambiental: las palomas Divinity y Majesty.

* "Here On Earth", batería de John Blackwell
"A Case Of U", batería de John Blackwell. Especial agradecimiento a Joni Mitchell. Dedicado a la memoria de John L.





6 de febrero de 2010

"Purple and Gold" es solo un himno

.
El nuevo tema de Prince ha levantado ciertas diferencias entre fans y críticas. Yo lo he escuchado y realmente hay que darse cuenta de lo que es, solo un himno para un equipo de fútbol americano, y como tal, no está mal. Lógicamente no podemos esperar un tema funky de los que siempre le exigimos, pero dado el trámite, creo que está más que aprobado.