5 de agosto de 2007

Otro éxito en las listas... y van tres


Nuevamente, Prince vuelve a resucitar por tercer disco consecutivo en estos últimos tres años. "Planet Earth" se situa en la cima de las listas de su país, en su primera semana alcanza las cotas de "Musicology" (2004) en las listas pop con el puesto número 3, pero alcanza lo más alto en las listas negras de R&B como lo hizo con "3121" (2006) que también lo alcanzara en las de pop.


Es posible que "Planet Earth" no llegara en ese momento clave en la industria como para situarlo en el número 1 la primera semana, de eso se encargó Columbia cuando publicó "3121", en un momento del año donde nadie destacaba, Prince llegó a lo más alto en su primera semana, y es que las ventas del artista están aseguradas por sus fans, e incluso con un escueto movimiento comercial, es capaz de situarse rapidamente arriba.

Lo impensable resultó ser. En la entrada del nuevo milenio, Prince regresó a su nombre de siempre y su música aumentó en calidad con "The Rainbow Children" (2001) y su impresionante gira del año siguiente "One Nite Alone Tour". Sin embargo, los instrumentales "Xpectation" (2003) y "N·E·W·S" (2003) parecieron impacientar a sus fans que le criticaron cuando el artista volvió a los cauces comerciales de la industria comercializandose con un disco presuntamente sin esencia, "Musicology". Lo cierto es que Prince con 49 años, ha vuelto a sacar un gran disco después de subir el nivel con "3121". Ahora sí, en "Planet Earth" no hay "Life O' The Party" (Musicology) ni "Incense And Candles" (3121), no, a "Planet Earth" no le sobra ninguna.

A Prince debió de gustarle Columbia, de sus innumerables propuestas para promocionar "3121" y consagrar su resurrección, Prince solo debió de hacerle caso a un pequeño puñado de ellas, entre esas la discreta actuación en "American Idol", pero como no le ha dado demasiados problemas, publica su nuevo disco y accede nuevamente a su distribución con la misma multinacional, al fin y al cabo, sigue haciendo lo que le da la gana. Una gira en Londres de 21 conciertos para recuperar su caché en su segunda patria, donde apenas autopromociona su nuevo disco en sus setlist de concierto. A quien le importa España, donde por inercia, y de manera inaudita, al menos para mi, ahora resulta que Prince se ha situado en su primera semana en el puesto número 15, algo que no ocurría desde... no me acuerdo. ¿Será que su vuelta a la cresta de la ola tiene incluso "daños" colaterales en nuestro país? ¿O será que "Planet Earth" es realmente bueno? Porque ciertamente, lo es.

Inaudito, casi 30 años después de su inicio profesional, Prince triunfa en las listas con tres discos consecutivos en tres años como lo hizo en su mejor etapa en los ochenta. Genio hasta para no envejecer.

3 comentarios:

greetfunky dijo...

Desde luego para mi lo más sorprendente de esta noticia no es su nuevo éxito en listas americanas... lo que me ha dejado KO es su puesto 15 en España. Vamos, que casi ni los más viejos del lugar recuerdan semejante hazaña. Alucinante.

Ah! Enhorabuena a Wonderboy por este mini-regreso... algo es algo ;-)

Blackbean dijo...

¡¡Enhorabuena por el regreso!! Ya os daba por perdidos, qué bueno que volváis a las andadas.

Un abrazo, Wonderboy.

Funky Funk Reloaded dijo...

El álbum está pensado para vender discos. De hecho, es quizá lo más comercial que le he escuchado en muchísimo tiempo. No obstante, debo de decir dos cosillas, la primera es que la promoción y distribución de 3121 fue cosa de Universal Records y no de Columbia, que se ha hecho cargo de Musicology y Planet Earth y, la segunda, respecto a Columbia, es que, si bien hizo poco con la publicidad de Musicology, en el caso de Planet Earth no ha hecho NADA directamente, pues por no haber no ha habido ni el consabido vídeo de Guitar. Tanto el regalo de CD's con el Mirror en UK o la campaña de Verizon Wireless fueron iniciativas propias de Prince que tenía contratos individuales de promoción con esas empresas...

En definitiva, que si el disco ha tenido éxito es porque es bueno, porque ha triunfado incluso con poca publicidad y en un momento no especialmente propicio para ello.

Saludos y Enhorabuena por el regreso.