28 de diciembre de 2008

Los mejores deseos

.

La llegada del más que previsible nuevo álbum de Prince para este inminente 2009 hace que nuestros corazones vuelvan a latir aceleradamente. Bien es cierto que, a estas alturas de mi vida, me doy cuenta perfectamente que lo mejor de él musicalmente ya ha pasado. Sólo se es joven una vez y la juventud te da algo que aunque no sepas defininirlo con exactitud todos sabemos que, con el paso del tiempo, ese algo se pierde para siempre. Los ochenta fueron su mejor época, la más prolífica, la más descarada, la más provocadora y la más salvaje. Los noventa fue la década del cambio. Cambio de nombre, cambios en la npg y cambios musicales y artísticos de toda índole. El nuevo milenio está siendo la década del retorno. De la vuelta a su verdadero nombre y del intento de volver a ser el artista respetado y admirado que todos conocemos. Lo está consiguiendo? En cierta medida sí y nadie le puede negar sus nuevos logros: récords de audiencia en la gira Musicology, un nuevo número uno en las listas Billboard con “3121”, varios premios grammy y la receta millonaria de hacer caja que tanto le gusta. Es su vida, es su música, es su arte.


Ojalá que este 2009 nos devuelva en la medida de lo posible al artista que cada uno de nosotros quiere. Eso querrá decir que todavía sigue aquí y que todavía puede volver a sorprendernos… que así sea.

Feliz navidad.